Mi Experiencia en el Tren de las Nubes – Salta, Argentina

En unas vacaciones de invierno, disfrutamos de Salta en familia. Gracias a una invitación de la secretaria de Turismo de Salta, disfrutamos de la maravillosa experiencia del Tren a las nubesLa noche anterior a la partida se sentía la ansiedad de la tropa, “comamos liviano” sugería uno, mejor “acostémonos temprano”, aconsejaba el otro….  El día siguiente nos deparaba una gran aventura y se sentía en el aire. Arrancamos muy, muy temprano (6.30 am en vacaciones mas que temprano es cruel…) en el punto de encuentro prefijado que era la estación central de tren de Salta. Estábamos a pocas cuadras del hotel así que arrancamos caminando. Nos recibió una marea de gente que hacia colas y colas en la puerta. Entramos y encaramos para las boleterias con voucher y DNI en mano. Allí nos asignaron un color  (nos toco Rosa) que era la fila que tendríamos que ubicar afuera.  En la puerta de la terminal, un asistente anotaba una vez mas nuestros datos y nos colocaba una pulsera con nuestro color correspondiente. Los micros que nos transportarían también tenían un gran cartel de color identificando cual era el designado para nosotros.

Es que  el Tren a las Nubes combina trayectos terrestres y ferroviarios  buscando beneficiar el desarrollo local y turístico de la Puna salteña.

El circuito se inicia en la ciudad de Salta, con salida en micro. La primer parada fue la localidad de Campo Quijano y Gobernador Solá. Allí pudimos ver las vías originales y la primer locomotora.

La siguiente parada fue El Alfarcito, al que dedicare un post especial porque es un lugar que tiene mucho para contar. La soledad del paisaje, la obra del Alfarcito y la realidad del entorno te abofetean un poco y no importa en que creas, o como se llama tu Dios o desde cuando lo tenes, pero seguro te vas a acordar de èl cuando veas esto. Aca paramos a desayunar un cafecito y unos dulces hechos en el lugar, y a dejarnos embobar una vez mas por la provincia de Salta.

Luego subimos nuevamente a los micros  y continuamos el trayecto por la Quebrada de las Cuevas y después por la llanura de Muñano hasta llegar a San Antonio de los Cobres.

Experiencia Tren a las Nubes, Salta Argentina

A post shared by Lucatdis Blog (@lucatdis) on

En la localidad cabecera del departamento Los Andes, todo el contingente sube finalmente al Tren a las Nubes.  Cada grupo de color, sube a un vagón, cada vagón tiene su sistema de audio guia que va explicando el recorrido y lo que vamos viendo a nuestro paso.

Ademas cada vagón tiene su propio coordinador de ese grupo de gente. A nosotros nos toco un guia maravilloso, que nos dio detalles de lo que significa la vida en la puna, y estuvo siempre atento y dispuesto a responder todo lo que le preguntábamos.

Finalmente llegamos al viaducto La Polvorilla, a  4.200 metros sobre el nivel del mar. No hay palabras para describir una sensación tan maravillosa. Hay un montículo con un mástil y una bandera nacional, algunos espontáneamente cantan el himno y aunque no subas (cuesta mucho respirar) igual se te hincha el pecho por tu querida Argentina.

Luego de media hora aproximadamente y de atender un enjambre de vendedores ambulantes, todos subimos al tren nuevamente y volvimos en sentido contrario hasta llegar nuevamente a la estación de San Antonio de los Cobres pasado largamente el mediodía, cerca de las 2 de la tarde.

Encaramos un almuerzo tardío: tomamos un caldo o sopa liviana, eso alivio un montón la sensación de malestar. Luego comimos una milanesa de llama con arroz blanco. Es decir, comimos liviano, pero comimos. Lo peor es no comer nada… A esta hora del día, el hambre se siente. No hay grandes opciones para comer y todo esta abarrotado de gente, mi consejo seria que te lleves una pequeña vianda y así evitar el amasijo para comer un guiso o unas empanadas.

Respecto del apunamiento en nuestro caso no lo sufrimos plenamente. Mi hijo de 9 años se sentía un poco revuelto del estomago, pero fue mas el recorrido en micro que el tren. A mi me comenzó a doler mucho la cabeza recién por la tarde cuando ya estábamos comiendo algo en San Antonio de los Cobres. Las claves son tomar mucho liquido, pero mucho, mucho. Y NO estar con el estomago vacio. Aunque no tengas apetito, un caldo liviano o un te hacen una gran diferencia.

Alrededor de las 16hs. se comienza el regreso a la ciudad de Salta, y llegamos al punto de partida cerca de las 20 hs. Fue un viaje largo y cansador pero que valio cada segundo vivido a bordo.

ALGUNOS TIPS PARA ENCARAR ESTE VIAJE CON NIÑOS

  • No los subestimes, ellos te van a decir como se sienten. A veces darles mucha informacion sobre el apunamiento y que es y como se siente, puede ser contraproducente.
  • En todos los micros hay un médico a bordo que te asiste si te sentís mal. También hay un tanque de oxigeno en cada micro. Y acompaña una ambulancia.
  • La clave es agua, mucha, mucha agua. Caramelos o snacks livianos ayudan a entretener el estomago y “asentarlo”.
  • Indispensable protector solar y vicera o gorra para protegerse del sol. Si son mas grandecitos, lentes de sol.
  • Si toma algún medicamento, pregunta al pediatra antes de viajar. La altura puede afectar el efecto de algunas medicinas.
  • Es bueno tener un analgesico para el dolor de cabeza, lo que tome habitualmente en estos casos ayuda
  • El viaje es largo  y tedioso, llevar cosas que los entretenga ayuda mucho. Celulares, tablets, musica… nada de cosas para leer porque puede marear.
  • Como dije arriba, llevar una vianda ayuda. No hace falta que te vayas con la heladerita playera, un porta vianda de esos que llevan los chicos al cole, esta genial. Pones un par de aguas, unas manzanas y un par de sandwiches. Lo demás lo compras ahí, pero tenes para zafar.
  • Lleva ropa liviana y un abrigo como mucho. A la mañana hace frío, pero al mediodía los abrigos molestan. Estas mucho tiempo dentro del micro y estar muy abrigado hace que te sientas abombado.
  •  Coca:Todos te la ofrecen y es muy comun ver choferes, guias y lugareños coqueando. Yo tome un te de coca despues del almuerzo y me ayudo a calmar el malestar, pero la verdad no se lo daria a mis hijos. Es un te, lo se, pero igual no lo haria.

DATOS UTILES

El Tren a las Nubes es uno de los trenes mas altos del mundo porque su recorrido trepa a mas de 4200 m.s.n.m. en el Viaducto la Polvorilla. Comenzo su obra en 1921 y fue inagurado en Enero de 1948 tras 27 años de trabajo duro. Tiene una Capacidad para 468 pasajeros y transita a una velocidad del  de 35 km/h.

Oficina: Alberdi 53 local 33 – Tel: +54 387 4228021

Página web oficial www.trenalasnubes.com.ar 

 

Que opinas ? Dejame tu comentario !