La catedral de la sal en Zipaquira – Colombia

Un camino descendiente suave y amplio nos lleva placenteramente a una boca que nos engulle. La luz del día. Luego mas profunda oscuridad. Solo a unos metros nos despierta las retinas una luz fosforescente multicolor que ilumina  las paredes de la Mina de Sal de Zipaquirá, una monumental pieza arquitectónica labrada por manos mineras y convertida en un templo de belleza.
Antes de entrar, lo primero que se ve es una plazoleta de banderas donde se encuentra la escultura de la Virgen de Guasá (que significa sal y agua), santa patrona de los mineros, quien tiene a sus pies un minero. En la Plaza Ceremonial también están la Cruz Cardinal, el monumento minero, el campanario y las fuentes de agua.
Esta portentosa mina de sal se encuentra en el municipio de Zipaquirá, en el departamento de Cundinamarca, a tan sólo 48 kilómetros de Bogotá. Está incrustada en el Cerro del Zipa (jefe máximo indígena), a 2.652 m.s.n.m y tiene una temperatura promedio de 14ºC.
Este atractivo subterráneo  mezcla de una precisa ingeniería e historia. Fue declarada la Primera Maravilla de Colombia el 4 de febrero de 2007. Por mes asisten  más de 10 mil turistas extranjeros y unos 40 mil colombianos. En total recibio más de 13 millones de visitantes de todo el mundo.
En 1995  inauguraron una nueva sede de la Mina de Sal, dada la inestabilidad de la primera mina. Esta nueva edificación está a 180 metros bajo tierra. Para construirla se extrajeron 250 mil toneladas de roca sal. Esta mina es la mayor reserva de roca sal en el mundo.
Fuente: www.colombia.travel.com
Al acceder a la mina se siente el olor mineral y la oscuridad toma posesión de todo. Después, un juego de luces descubre la roca tallada y los túneles que albergan estaciones del via crucis. Cada estación del via crucis esta tallada una figura representativa (con un concepto de arte abstracto) que fueron realizadas por los mismos mineros. 
Al final hay acceso a tres naves: la del nacimiento y bautismo, la de la vida y la muerte y la de la resurrección, cada una con un altar.
Fuente: www.colombia.travel.com
Se destaca La Piedad, cuyo rostro tiene fuertes rasgos indígenas, en honor a los Muiscas que primero aprovecharon el fruto de la sal. También están el Ángel Guardian tallado en 1950 por el escultor italiano Ludovico Consorte y la enorme cruz del Nártex.
 
Otra de las grandes atracciones es el espejo de agua, anteriormente una salmuera (lugar para la saturación de la sal), cuyos alrededores están iluminados para reflejarse en el agua estática y dar un efecto óptico fascinante: da la impresión de estar nadando en un vacío subterráneo.
LA HISTORIA
La explotación se remonta a tiempos precolombinos, atraviesa los coloniales y republicanos para seguir haciendo historia hoy. Fueron los antiguos indígenas Muiscas quienes primero se beneficiaron de este enorme yacimiento de sal y se convirtieron en una de las sociedades prehispánicas más prósperas de su tiempo.
Esta acumulación salina en medio de la cordillera oriental colombiana se formó hace 70 millones de años cuando aún existía un mar interior que ocupaba toda la región. Al formarse la Cordillera Oriental, ese mar se secó y dejó un enorme depósito de sal sepultado por tierra y barro que se solidificó hasta llegar a la formación de rocas de sal.
Los españoles la declararon “Ciudad de blancos” por decreto virreinal y posteriormente fue la sal la que financió las campañas libertadoras de Nariño y Bolívar que llevaron a la independencia de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, hace 200 años. Décadas después el escritor y Nobel de literatura Gabriel García Márquez inició su vida en las letras, cuando vivió en Zipaquirá.
TIPS
  • El recorrido dentro de la Mina de Sal de Zipaquirá dura 60 minutos. En la catedral también tienen lugar matrimonios y bautismos.
  • Hay un recorrido especial que se llama “Ruta del minero”, a lo largo del cual los turistas pueden vivir como un minero a través de una visita guiada a la mina, con equipos de trabajo y seguridad. Dura 30 minutos.
  • Museo de la Salmuera, en las antiguas estructuras para el procesamiento de la sal. Dura 20 minutos.
  • También, casi al final del recorrido, hay una sala de proyecciones donde muestran un video en tercera dimensión que hace un viaje por las diferentes etapas geológicas para mostrar a los turistas las dinámicas de la minería de la sal. 15 mins. “Guasa tesoro de un pueblo”.
 

HORARIOS Y TARIFAS


Todos los días (domingo a domingo) de 9:00 a.m. a 5:00 pmHorario especial semana santa: Jueves, viernes y sabado santo de 9:00 am a 8:00 pm

SITIO WEB: www.catedraldesal.gov.co/
Si están por Bogota no se pierdan este maravilloso lugar, único en el mundo. 
 
 
NOTA DE AUTOR: Es muy difícil sacar fotos en este lugar por la oscuridad y el reflejo que generan las paredes de sal al usar el flash. Es por eso que tome fotos de le web para ilustrar mi relato. En todos los casos cite la fuente, pero puede no ser exacto. Con gusto retiro o modifico lo que sea necesario, si me avisan. Gracias!!