Los mejores lugares para comer en San Pablo

En São Paulo las fronteras entre la sofisticación y la sensibilidad se entrelazan. Tiene temple de una capital grandiosa y como tal una oferta inagotable para quienes la visitan, que no se queda atrás si de gastronomía se trata. 

Te presento los restaurantes que elegi:
Eñe
R. Dr. Marrio Ferraz, 213. – Jardim Europa. – T: (55 11) 3816-4333. – web

Un ámbito moderno y absolutamente urbano es el escenario donde tiene lugar este homenaje a la cocina española actual. En marzo el restaurante cumplió cinco años y lo celebró con un menú especial, compuesto con los platos más destacados de su trayectoria, entre otros, los papines con queso de cabra y salsa romesco, la lingüiça (superlativa) de cerdo, el (delicado) tartare de ostras… 
La cocina de Eñe está en manos de los hermanos Javier y Sergio Torres, de envidiable currículum en destacadas cocinas de España y Francia. 
Lunes a jueves de 12 a 15 y de 19 a 00. Viernes hasta la 01. Fin de semana y feriado, hasta las 16 y de 20 a 01.



Kaá
Juscelino Kubitscheck 279. –Vila Olimpia. – T: (55 11) 3045-0043. – contato@kaarestaurante.com.br – web 

Ocupa 700 m2, con un extenso jardín vertical donde se afirman más de siete mil plantas y un estanque que se explaya a ras del suelo. São Paulo guarda estos paraísos insospechados. El diseño de Kaá –palabra tupí que significa hierba, mata– es de Raúl Casas, famoso arquitecto.  La cocina es ítalo-francesa. Muy buenas carnes y pescados y pastas deliciosas. Gente de negocios al mediodía, y muy romántico por la noche. Lunes a sábado mediodía y noche. Domingo sólo mediodía.


Alma María 
Rua Oscar Freire 439. – Cerqueira César. – T:  (55 11) 3064-0047web

Flamante espacio de 395 m2, repartidos en tres niveles, con una larga pared-vitrina de insumos diversos, diseñado por el arquitecto Raúl Casas. La idea aquí es tapear y comer a la española, y para subrayarlo, ahí está el propio chef, Toni Botella, que es catalán.
Pan con tomate (acá, con alcaparrones y aceitunas) como amuse-bouche, y luego a pedir salteado, que es lo que más diviertido.. Hay 18 variedades de tapas (batatas bravas, croquetas de bacalao, pulpo a la gallega…) y un gran número de platos: de arroz, de pescados, terráqueos… Por las noches suele estar a reventar de público, sobre todo treintañero. Domingo a jueves, de 12 a 0.00. Viernes y sábado, de 12 a 01.


Capim Santo
Alameda Ministro Rocha Azevedo 471.- Jardins.- T: 55 11 30/85/1448. – web

Self service de platos de la cocina brasileña, hechos para ser consumidos en el día en lo que también es una escuela de cocina (Sabores e Saberes). Gran mesa de propuestas frías y contundencias calientes. Los mini pancitos de queso están para devorarlos a parvas. 
Se come afuera, en el jardín, sano y abundante. Martes a sábado mediodía y noche. Domingo sólo mediodía.

Dui
Alameda Franca 1590. – Cerqueira César. – T: (55 11) 2649-7952. – web

Cocina hispano-mediterránea, de sesgo catalán, tendencia en alza. El Mix de tapas es un buen ejemplo de lo antedicho. Detrás de la concepción de los platos está la chef Bel Coelho. La barra, que funciona independiente del restaurante, está a la entrada y es un concurrido punto de encuentro. Hacen buenas caipis. Ambiente agradable, muy relajado. Martes a domingo, mediodía y noche.
Las Chicas
Rua Oscar Freire 1607.- Pinheiros. T: (55 11) 3063-0533.

“Las chicas” son Carla y Carolina Brandão, que en febrero de 2011 abrieron este pequeño local atiborrado de mesitas. Es una propuesta de comida “rápida”: del desayuno en adelante, self service de todo lo que está expuesto. Platos muy simples, muchos vegetarianos y un poco toscos, pero como el recambio de clientes es constante, están recién hechos.  Se come a precio fijo: de lunes a viernes  y un poco más alto los sábados, domingos y feriados. Lunes a sábado de 9 a 23. Domingo sólo noche.


También en San Pablo, como en todo Brasil, hay comida en la calle y muchas o casi todas las panaderías (Padarias) venden bocadillos para degustar mientras paseamos o que podemos comprar (si nuestro presupuesto es acotado) para comer en alguna plaza, los más recomendables son las “coixinhas” unas deliciosas croquetas de pollo que llevan insertado un palillo de brocheta para tomarlas y que asemejan a muslos de pollo.


También hay “churrasco grego” en casi todas las esquinas (hebras de carne asada y legumbres en las típicas pita, que en Buenos Aires conocemos como “Shawarma”) y también hamburguesas en los “lanchonettes” que son unos bares al paso. 


Por supuesto, no faltan en San Pablo las cadenas internacionales de comida rápida o pizzerías que se encuentran por doquier y que venden porciones de pizza a cualquier hora del día.


En San Pablo, más que en cualquier otro sitio de Brasil, es imperativo no beber agua de la canilla. Encontramos agua mineral, bebidas gasificadas, refrescos, zumos de frutas…a precios irrisorios. Los jugos de fruta con agua se denominan “sucos” y los que se realizan con leche condensada -que son deliciosos además de nutritivos- se denominan “Vitaminas”. 



Se bebe muchísima cerveza pero es más ligera que la europea. El aguardiente nacional es la “cachaça” que se bebe, generalmente como “caipirinha” (con azúcar y limón) o como “Batida” con el agregado de jugo de frutas, la más popular es la “Batida de Maracujá”, una fruta tropical cuyo sabor y densidad es similar al melón (atención con las batidas porque se sirven muy frías y son muy dulces por lo tanto no percibimos de inmediato la fuerte graduación de alcohol que tiene la copa). 

Los vinos son mayoritariamente importados y la escasa producción nacional es de muy mala calidad. Entre los vinos “aptos”, los más económicos son los vinos argentinos y chilenos.Los vinos son mayoritariamente importados y la escasa producción nacional es de muy mala calidad. Entre los vinos “aptos”, los más económicos son los vinos argentinos y chilenos.

Si fuiste a San Pablo, contame donde comiste…



Que opinas ? Dejame tu comentario !