Recorriendo Cleveland

Cleveland fue fundada en 1796 por un político, combatiente de la guerra por la Libertad, Moses Cleaveland, junto al lago Erie. Es la segunda ciudad más grande de Ohio, estado al que pertenece, y la trigésimo sexta ciudad más grande de Estados Unidos. Creció y se fortaleció bajo la industria del acero y hierro, donde el magnate Rockefeller hizo su fortuna. Yo la visito por trabajo, pero eso no me impide curiosear y contarles lo mejor que veo de este lugar.

La estructura de la ciudad es bastante peculiar, se divide en unos distritos, cada cual tiene sus características y su orientación cultural particular.



El legendario museo de arte y la orquesta sinfónica de Cleveland tienen como complemento ahora el Salón de la Fama del Rock and Roll y el Museo de la Ciencia de los Grandes Lagos, algo más modernos. 


La larga y exitosa tradición deportiva de la ciudad se vio reforzada gracias a la apertura del Jacobs Field, un precioso campo de béisbol. En la actualidad, la combinación de tradición e innovación se ha convertido en el distintivo de Cleveland.



En la parte central está la plaza Public Square, rodeada por tres rascacielos más grandes. Aquí mismo se ubica la iglesia antigua Old Stone Church y un monumento elevado en honor de marineros y guerreros, se llama Soldiers´and Sailors´Monument.

El barrio más al norte de Cleaveland se llama Civic Center, aquí se sitúan los edificios administrativos más considerables, la alcaldía y los parques más esplendorosos de la ciudad. En el medio de este barrio fue instalada una escultura bastante extraordinaria que simula la forma de una estampa roja como el símbolo del poder y sabiduría del gobierno.

El barrio vecino lleva el nombre de North Coast District, aquí están reunidas diferentes curiosidades. Por cierto, se puede ver aquí el estadio de fútbol Cleaveland Browns Stadium y muy cerca uno de los museos más renombrados Great Lakes Science Center. Sin embargo, el centro cultural más raro es el Museo de la fama de Rock´n´Roll, donde se guardan muestras únicas que cuentan la historia del estilo musical más popular de los ochenta.

Los gastrónomos tienen que ir al barrio Gateway District, donde se sitúan los bares y restaurantes más cotizados. Los apreciadores del arte teatral estarán ansiosos de visitar el Playhouse Square, donde se sitúan los teatros más grandes de los EEUU. 



Los visitantes con sus hijos pueden ir al Zoo de Cleaveland, donde los más pequeños verán los animales ya casi domésticos y podrán sacar una foto con ellos e incluso darles de comer.



Cleveland, una “nueva ciudad norteamericana” de clase obrera, es un ejemplo de renovación urbana. La ciudad, que en su día estuvo sumida en las deudas y la suciedad, limpió la zona del centro y arregló sus parques y canales para convertirse en una de las ciudades más habitables de Estados Unidos. Una escapada de fin de semana es suficiente para conocer la ciudad. 

Que opinas ? Dejame tu comentario !