ROMA con niños

Hay quienes piensan que Roma no es precisamente la mejor opción para viajar con los críos. Pero si se sabe organizar bien, el viaje puede resultar una aventura fascinante también para ellos. Pocos lugares pueden estimular tanto su imaginación infantil como Roma, el lugar donde tuvieron lugar muchas de sus historias preferidas.
Sin duda, el viaje encierra sus peligros: las aburridas colas de espera y las largas caminatas por la ciudad podrían acabar con su paciencia y con la tuya. Pero si eliges bien tus visitas culturales y sabes darles una dimensión lúdica, si les cuentas la historia adecuada en el lugar adecuado, y sabes alternar con prudencia cultura y entretenimiento el viaje a Roma podría convertirse en el más memorable de su infancia… y Roma será ya el lugar al que siempre querrán volver.
Todo eso exige planificar el viaje con especial esmero. En este post te doy algunos consejos que podrían resultarte útiles en esta tarea.

Descuentos
En todos los lugares hay descuentos para niños. Pregunta siempre en taquilla por el “sconto bambini” y lleva a mano la documentación para demostrar su edad. Aquí tienes un cuadro con los principales descuentos en Roma
Lugar Descuentos y condiciones
Transporte Metro, autobuses urbanos
y tranvías
0-9 años, gratis
Trenes (Trenitalia) 0-3 años, gratis
4-11 años, reducción del 50%
Monumentos
públicos
Museos y monumentos municipales 0-5 años, gratis
6-25 años (UE*), reducida
Museos y monumentos
estatales
0-17 años (UE*), gratis
18-25 años (UE*), reducida
Vaticano y otros Museos Vaticanos 0-5 años, gratis
6-18 años, reducida
Importante: las familias con niños no tienen que esperar la cola. Pasan directamente.
Subida a la cúpula
de San Pedro
niños gratis (desconocemos edades: si alguien lo sabe, por favor, informadnos)
Necrópolis Vaticana Phohibida la entrada a menores de 15 años (sin excepciones)
Catacumbas 0-5 años, gratis
6-15 años, reducida
(*) Sólo para ciudadanos de la Unión Europea (UE) y de países con condiciones de reciprocidad: Suiza, Noruega, Liechtenstein e Islandia.

Dudas sobre la Roma Pass. Respondo a dos preguntas sobre la Roma Pass que a veces se hace la gente que viaja a Roma con niños:
1) ¿Compensa comprar esta tarjeta para los niños? No, para ellos las entradas suelen ser gratis, de modo que comprarles la Roma Pass es tirar el dinero.
2) Si un adulto compra la Roma Pass y por tanto tiene entrada preferente sin colas (en el Coliseo, por ejemplo), ¿los niños pueden entrar con ellos saltándose la cola? Sí, si los padres llevan la Roma Pass, los niños entran también con entrada preferente junto con ellos.

Consejos para viajar con bebes (0 a 2 años)

Cochecito, sillita o mochila… Roma no es la mejro ciudad para viajar con un carrito pero hay que buscarle la vuelta. La calles son incomodas y adoquinadas, veredas estrechas e irregulares. Algunas estaciones de subte o metro no tienen ascensor y para subir a algunos monumentos tambien tendras que plegar el carrito. De modo que si el peso del bebe lo permite, lo ideal es llevarlo en mochila.
Dato: Alquiler de material para bebés en Roma. Podés mirar  la web de la empresa Travel Baby, que alquila sillas, cunas, pañales y todo tipo de productos para bebés en Roma.

Consejos para viajar con niños
Estos consejos van dirigidos principalmente a los que tienen hijos entre 5-12 años, que pueden empezar a apreciar el interés de las distintas visitas.

  • Selecciona bien las visitas: En Roma los críos pueden hacer un montón de cosas fascinantes: atravesar pasadizos, encontrar fuentes con divertidas formas en cualquier esquina, o estatuas de dimensiones colosales… Selecciona bien los monumentos que vas a ver pensando en los que más pueden gustarles a ellos. Y ten preparada también -para cuando no puedan más- alguna alternativa de entretenimiento adecuada a su edad. 
  • PreparaTE con antelacion y documentaTE un poco: La clave está en motivarles adecuadamente y contarles la historia oportuna. Si puedes, lee algo sobre los lugares que vas a visitar, para poder ambientarles las visitas lo mejor posible
  • PreparaLES con antelacion y documentaLES un poco: Antes del viaje, cómprales algún libro adecuado a su edad sobre la antigua Roma para que se vayan ambientando. Alguna historia para niños de que hable de Julio César, Claudio, Nerón, el Coliseo… 
  • No quieras verlo todo: Tu plan tendrá que combinar los gustos de los mayores y los de los pequeños, pero la cadena se rompe por el eslabón más débil, que en este caso son ellos. Tendrás que parar a hacer un descanso cuando veas que se cansan. La flexibilidad y la capacidad de improvisación son fundamentales: si no se puede cumplir el programa previsto, no pasa nada. Así tendrás una excusa para volver.
  • Recursos de emergencia: LLevar siempre en la mochila un mazo de cartas, un jueguito electronico, musica y si les gusta dibujar papeles y lapices. Se entrendrán un rato descansando en una plaza o mientras vos te tomas un capuccino.
  • Intenta buscar una dimension ludica a las visitas: Por ejemplo proponer que vayan buscando columnas de la antigua Roma empotradas o escondidas en edificios mientras caminan, que sean ellos quienes arojan la moneda en la Fontana de Trevi.
  • Comprarles recuerdos: Una pequeña figurita, un gladeador o un casco de legionario pueden servir. Algo de poco valor pero que puedan conservarlo de recuerdo.



IMPORTANTE: ¡Cuidado con la cartera! Es sabido que cuando andamos con niños estamos pendientes de ellos: que no se pierdan en el tumulto, que no se suelten de la mano. Los carteristas esto lo saben y por eso sos blanco facil. Especial atencion a esto.

Lugares y Actividades interesantes para los niños
La primera atracción de Roma, también de cara a los niños, son los propios monumentos de la Ciudad Eterna. Estos son los que, a mi juicio, les podrán gustar más:

El Coliseo: Resulta espectacular, tanto para los adultos como para los niños. En los alrededores siempre suele haber centuriones disfrazados con los que los niños disfrutarán haciéndose una foto con (pacta con ellos el precio ANTES de hacerla)



La basílica de San Pedro: Es igualmente impresionante por las dimensiones gigantescas que tiene todo, empezando por las pilas de agua bendita que hay a los pies de la nave. También les gusta mucho la figura de bronce de San Pedro con el pie desgastado, la cúpula vista desde el interior, el enorme baldaquino de bronce…Si tienen edad suficiente, no dejéis de subir a la cúpula: hay que hacer un gran esfuerzo, pero la aventura y la vista que tendrán desde arriba será una de sus mejores experiencias en Roma.

La Fontana di Trevi: Tienen que verla tanto de día como de noche, y no puede faltar para los críos la ceremonia de lanzar de espaldas una moneda al agua. También les encantará la Piazza Navona, con su fuente llena de monstruos, y la Piazza Spagna con su imponente escalinata, especialmente si la encontráis llena de gente y adornada con flores en primavera: cuando está vacía resulta un poco desangelada



El Castel Sant’Angelo: Está lleno de pasadizos, escaleras, patios interiores, balcones con magníficas vistas del entorno y del interior, un enorme cofre del tesoro… ¿Qué más se puede pedir para estimular su imaginación? Si antes previamente leen un poco sobre este lugar único, que ha desempeñado todas las funciones imaginables desde su construcción por Adriano, harán que sea para ellos una visita memorable.



El Panteón:  Es visita obligada para grandes y niños. Una leyenda cuenta cómo se construyó una cúpula tan grande. En lugar de utilizar andamios y soportes de madera, levantaron un enorme montículo de tierra, en cuyo interior se escondieron cientos de monedas de oro. Para retirar la tierra no hizo falta contratar obreros. El emperador dijo que cualquiera podía quedarse con las monedas que encontraran, y en pocos días desapareció toda la tierra.

Bocca della Veritá: para que puedan meter la mano en la famosa abertura que se cierra repentinamente sobre los que no dicen la verdad.

Mercados de Trajano: La mayoría de los turistas suele contentarse con admirar los Foros Imperiales desde laVia Alessandrina. Si quieres visitarlos por dentro deberás entrar en los Mercados de Trajano, donde tiene su sede el Museo de los Foros Imperiales (ver entrada en el mapa).Estos Museos están dedicados fundamentalmente a exposiciones didácticas sobre los Foros Imperiales: interesantes reconstrucciones de cómo fueron en época clásica y durante la Edad Media, con maquetas, videos y paneles explicativos.

Catacumbas de Via Appia: Al terminar la visita, podés hacer un buen descanso en la bonita área ajardinada a lo largo de la Via Appia, o recorrerla alquilando unas bicicletas.

Otras atracciones para niños
El cañon del Gianicolo: Se dispara todos los días a las 12 (sin proyectil, claro, sólo una salva). La costumbre la inició el papa Pío IX en 1849 para sincronizar las campanadas de todas las iglesias de la ciudad. Entonces el cañón se encontraba en el castillo de Sant’Angelo, pero a comienzos del siglo XX se trasladó al Gianicolo. La costumbre de la cannonata se interrumpió (por motivos de prudencia) durante la Segunda Guerra Mundial, y se retomó unos años después. En los días tranquilos, el cañonazo se escucha en todo el centro de Roma. El cañón está situado casi a los pies de la estatua de Garibaldi y se dispara todos los días a las 12 en punto.



El Parque de Villa Borghese: Si los críos empiezan a cansarse de piedras y museos, Villa Borghese es un magnífico lugar de esparcimiento al aire libre. Es el segundo parque más grande de Roma (después de Villa Pamphili), pero el más asequible al turista. Estatuas, fuentes, reconstrucciones de templos clásicos junto a pequeños estanques, repletos de patos, cisnes y tortugas…La mejor zona para los críos está en los alrededores de Porta Pinciana (a donde llega Via Venetto): allí se pueden alquilar bicicletas (también en muchos otros puestos en todo el parque) y barcas de remos, subir a un pequeño tren que recorre el área… Incluso hay un pequeño cine de dibujos animados (Cinema dei Piccoli) y una magnífica ludoteca municipal para niños de 3-10 años (Casina di Raffaello). Esta pequeña “ciudad verde” tiene también un zoo (el Bioparco).

Cambio de guardia en el Palacio Quirinal: La ceremonia del cambio de guardia tiene lugar todos los días frente al Palacio del Quirinal, residencia oficial del Presidente de la República. Se trata de una ceremonia muy vistosa, que les gustará a los niños. El Quirinal está a 5 minutos de la Fontana de Trevi. Si estás por la zona a esas horas, merece la pena asomarse un momento. Todos los días a las 15.15. Los meses de junio a septiembre, a las 18.00




¡Ahora si no hay excusas para no ir a Roma!

Que opinas ? Dejame tu comentario !