La voz

Desde que visite Londres hace muchos años atras, quedo grabado en mi memoria el “Mind the gap”. Que es una advertencia acerca de ser cuidadosos al subir al vagon y no me meter el pie en el espacio que queda entre el vagon y el anden. Seria algo asi como “Cuidado con el hueco”.
Cuando lo escuche por primera vez, me sonreí por lo extremistas que pueden ser los ingleses sobre los peligros que las personas corren en la via publica. Me parecia raro ( y hasta tonto, debo confesar) que alguien pudiera meter el pie en ese lugar… ¡hasta que conoci a un pelmazo que se le atoro el pie y dejo sin funcionar la linea por varias horas!
Pero el motivo de este post es comentarle una noticia que lei los primeros dias de Marzo acerca de esa voz que repetia incansablemente el “mind the gap”.
La voz que se oía era la del actor Laurence Oswald quien desde 1960 advertía los usuarios del metro.  Sin embargo, el progreso y la inserción de sistemas telemáticos reemplazaron poco a poco la voz de Oswald.
En la estación de Embankment, en la línea Northern Line, fue en el último lugar en el que se escuchó el eco de su acento ‘british’, según cuentan en ‘The Telegraph’.
Pero esta decision fue revisada por las autoridades del Tfl (Transport of London) cuando supieron que la señora Oswald solía acercarse a las estaciones del metro únicamente para escuchar la voz de su marido después de que este falleciera, a los 80 años de edad, en julio de 2001.
Interior del Metro de Londres. | Efe
Fuente: Diaro el Mundo
Segun cuenta el diario “La viuda de Oswald Laurence se puso en contacto con el TfL (Transport of London) para ver si podía obtener una copia del icónico ‘Mind the gap’ que su marido grabó hace más de 40 años”, explicó un portavoz de la TfL.
Se conmovieron tanto por la historia que lograron localizar el registro y no sólo realizaron una copia del anuncio en un CD para que ella pudiera tenerla, sino que están trabajando para poder recuperarlo en la estación de Embankment.


La otra voz

En el 2007 tambien hubo un episodio curioso con la voz en el metro de Londres, cuando echaron a la locutora del “mind the gap” por chistosa. Emma Clarke, que se encargaba de poner voz a la mítica advertencia, fue despedida por parodiarse a sí misma.

Ella tenia una pagina web en la que colgo grabaciones en las que utilizando el tono con el que pronunciaba su ‘Mind the gap’ enunciaba bromas satíricas del tipo: “Recordamos a nuestros amigos los turistas norteamericanos que seguramente están hablando demasiado alto”.

Su sentido del humor no causo gracia a la dirección del TfL …

 

Que opinas ? Dejame tu comentario !