MIAMI – La mejor playa

Es sabido que MIAMI tiene maravillosas playas, exuberante vegetación y vistas impresionantes, sin embargo esta reserva natural del faro en el extremo sur de Key Biscayne, merece una nota aparte.
 
En un viaje familiar a MIAMI disponíamos de solo dos días para relajarnos en la playa. El gran dilema era elegir donde… (Que problemas que tiene uno cuando se va de vacaciones, no?!). Este debate ocupó todo el tiempo de la cena y gran parte del desayuno. Finalmente partimos sin rumbo para solo dejarnos tentar por la playa más vistosa. En la parada para cargar nafta, le preguntamos al playero cual era la playa mas linda de la zona, y nos recomendó este paraíso
Se trata de una reserva natural de 162 hectáreas frente a la playa que alberga el faro de Cabo Florida, construido por primera vez en 1825 y destruido por los indios Seminole en 1836. En 1846 se levantó una segunda torre que aún hoy perdura
 
 Te deslumbran sus 2 Km. de playas arenosas frente al Atlántico, con varias plataformas para pesca a lo largo de Biscayne Bay. Uno de los puntos altamente recomendados para la pesca es el rompeolas que se extiende a lo largo de la bahía. Dieciocho pabellones cubiertos brindan un espacio a la sombra para comer con vista al Océano Atlántico y a Biscayne Bay, disponible con reservas o por prioridad de orden de llegada.

La concesión del parque ofrece una amplia variedad de alquileres que incluyen sombrillas, reposeras, bicicletas, bicicletas acuáticas, etc. También hay baños públicos y duchas.

 

El Lighthouse Café, que ofrecía comidas informales en el parque se incendió y no ha vuelto a abrir. Después de que el huracán Andrew destruyera el 98 por ciento de los árboles del parque en 1992 (en su mayoría el exótico pino australiano), se lanzó un masivo esfuerzo para restaurar el hábitat natural y recrear las dunas de la playa, la costa, el marjal marítimo y los pantanos de agua dulce y marismas. Hoy en día, el escenario es magnífico, con plantas tropicales autóctonas de la Florida y el Caribe
En resumen, este parque tiene la belleza simple de un dibujo infantil: Aguas azules y claras; un sol dorado brillante; un cielo enorme; algún barco por aquí, algún pájaro por allá y  no nos olvidemos de dibujarnos a nosotros tirados al sol o jugando en la orilla…!